Seguidores :

domingo, 22 de diciembre de 2013

Algún día ...

Y hoy te sientes igual que ayer , y como no sabes que decir estas "bien " pero de pronto recuerdas todo y sientes que es mejor salir , sientes como si te hubieran dado con algo en el pecho y las palabras no salen , las lagrimas tampoco , así que agarras el cigarro y de pronto te das cuenta de que estas solo y recuerdas que estas así solo "porque tu quieres" pero no puedes recordar cuando lo quisiste ...

Pero esos minutos se convirtieron en horas y de pronto las estrellas se desvanecen , y la luna se esconde tras las nubes oscuras y negras y te das cuenta que las estrellas se desvanecieron pero las volverás a ver y nunca podrás cambiar lo que ha sido y lo que fue . Tienes miedo , miedo de intentarlo y fallar , de nuevo , pero  que debes solo ser tu mismo y que algún día todo te ira bien , y piensas en el típico debería . Crees que estarás bien algún día y vuelves con la expectativa de que algún día  las cartas a veces cambian .

jueves, 5 de diciembre de 2013

Siete menos quince

Aquella mañana despertó desganada como siempre ....
la alarma del celular ha sonado ya mas de 5 veces y la apaga con desgano , se pone de pie , y siente como sus pequeños pies rozan el suelo frió , callada y cansada por aquellas madrugadas acumuladas sin dormir ... se dirige al baño , se ve al espejo observa con resignación su rostro ,pálido , cansado , triste .
Abre el lavabo , y siente como el agua entre sus dedos inmediatamente , piensa que es así como esta su vida , solo se le va  , vuelve a verse esta vez lava su rostro con un poco de agua , cepilla su cabellera larga y ondulada y se pone una coleta , cepilla sus dientes puede sentir esa pasta fría y desagradable .
...

Va a ponerse el uniforme , aquel uniforme que es lo único que la hace igual a los demás , piensa dentro de ella , busca una a una las piezas del uniforme entre el desorden de su alcoba , la que por cierto debía ordenar recuerda desde hace dos semanas  , ha terminado de ponérselo ya . Ahora mete un libro en la mochila tan liviana que lleva , como para volver aquel mundo de fantasía mientras todos en clase juegan o cantan , resopla como todos los días pero ha llegado la hora de enfrentarse como siempre a las siete menos quince .